Con nuestro vecino Portugal compartimos a lo largo de los siglos historia y batallas. La defensa de los reinos portugueses dio lugar a una gran red de villas amuralladas y fortalezas que debían resistir las acometidas de los ejercitos castellanos. La Edad Media dejó, así, su huella en el territorio salpicándo la geografía portuguesa de murallas, castillos y palacios. Hoy te proponemos una ruta para descubrir los pueblos medievales con más encanto de Portugal.

Óbidos

Óbidos es un pequeño y pintoresco pueblo medieval situado en el centro de Portugal que tuvo, a lo largo de la historia del país, una importante posición como centro de encuentro de monarcas y nobles. Óbidos conserva un bello casco histórico medieval encerrado dentro de un recinto fortificado. En el interior de estas bien conservadas murallas medievales este pueblecito cuenta con una entramado de callecitas adoquinadas y casas de piedra con el exterior pintado en tonos blancos. El color de las fachadas destaca frente a la piedra de la muralla y los tejados rojizos que sobresalen.

Vista de la fortaleza de Òbidos

Vista de la fortaleza de Òbidos. (Fuente: https://pixabay.com/es/users/titosoft-343944/)

Si te gusta la historia seguramente te encantará saber que Óbidos también se conoce como “A Vila das Rainhas” ya que según la tradición los reyes portugueses ofrecían esta villa como regalo de boda a sus esposas. Si quieres conocer esta y otras sugerentes historias echa un vistazo a los apartamentos de alquiler vacacional en Óbidos.

Leer más