¿Quién no ha sentido alguna vez el irrefrenable deseo de dejarlo todo y marchar a un pueblito italiano cual Frances Mayes en Bajo el sol de la Toscana? No nos pongamos en ese extremo y tomemos la película sólo como referencia para recorrer algunos de los pueblos más pintorescos de La Toscana. Te proponemos un viaje a por las calles empedradas de Pitigliano, entre las torres de San Gimignano o de a través de las bodegas de Montepulciano. ¿Nos acompañas a conocer algunos de estos originales borgos medievales?

5  de los pueblos más pintorescos de La Toscana

San Gimignano, Siena

La pequeña ciudad de San Gimignano, una de las más famosas de La Toscana, fue también una de las más ricas durante el medievo gracias al comercio del azafrán. Se convirtió durante aquella época en uno de los mejores ejemplos de arquitectura civil y religiosa gracias a la riqueza de sus nobles y clero.  La principal característica de esta localidad medieval es el original skyline que forman algunas de las torres civiles que en la actualidad se mantienen en pie. La torres, fruto de la actividad constructura de los habitantes más ricos de la ciudad, le dan un aspecto característico y único con el que ha ganado el reconocimiento de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Las torres medievales de San Gimignano son uno de los principales atractivos de este «borgo», que se inscribe dentro de los más bonitos de Italia. Se conservan unas quince de la época, entre ellas destaca la  Torre Rognosa que con sus 51 metros de altura es uno de los edificios más altos que se conservan desde la época medieval. Atrévete a visitar la Torre del Diavolo o las dos Torres de los Ardinghelli y alójate en una casa medieval en alquiler en San Gimignano. No te pierdas sus iglesias y museos principales, como la Capilla de Santa Fina, decorada con frescos de Ghirlandaio.

Torres de San Gimignano

Vista de las torres de San Gimignano (Fuente: Pixabay, https://pixabay.com/es/italia-tuscany-san-gimignano-3608510/)

Pitigliano, Grosseto

Habitada desde la época etrusca Pitigliano es un pequeñísimo pueblo sustentado sobre lo alto de una formación rocosa de origen volcánico que le proporciona una imagen señorial sobre el valle. Una de las características de este pueblo es que no sólo se asienta sobre toba, sino que sus edificios se construyeron con esta piedra volcánica en su mayoría lo que le da un aspecto muy original y pintoresco.

Entre las calles de Pitigliano se conserva, todavía hoy, uno de los guetos judíos más importantes que tuvo la Península Itálica. Allí fueron confinadas las numerosas familias judías que habitaban en la localidad. En la actualidad, este terrible recuerdo de la historia, junto con las costumbres y tradiciones de la comunidad judía que vivió en el gueto conforman un museo abierto a los viajeros. En el mismo museo podrás visitar la Sinagoga, enclavada en un precioso entorno y ricamente decorada. Déjate impresionar por uno de los pueblos más pintorescos de La Toscana y reserva un apartamento en alquiler en Pitigliano.

Pitigliano panorámica

Panorámica de Pitigliano en Grosseto (Fuente: Pixabay, https://pixabay.com/es/pitigliano-tuscany-italia-turismo-956140/)

Montepulciano, Siena

Situado sobre un pequeño remonte con unos 600 metro de altura, Montepulciano es otro de los pueblos más pintorescos de La Toscana. Al igual que otros muchos pueblos medievales tuvo una gran actividad durante los siglos XIV y XV, sin embargo, en el caso de Montepulciano su importancia económica continuó durante el renacimiento llenándose de ricos palacios nobles dentro de su recinto amurallado.

Cuando llegues a Montepulciano déjate impresionar por sus interesantes puertas de acceso, Porta al Prato y Porta delle Farine, que dan paso a un interesante casco antiguo atravesado por Il Corso, su calle principal. Montepulciano es una localidad famosa por la producción de vino, por lo que si estás interesado en los temas enológicos podrás hacer alguna visita a bodegas y degustar los caldos de la zona. Tanto en la ciudad como en los alrededores encontrarás algunas de las bodegas más antiguas de La Toscana, como Contucci situada justo debajo de uno de los edificios principales de la ciudad Palazzo Contucci. No te pierdas la visita a las bodegas de esta denominación de origen y déjate conquistar por algunos de los alojamientos rurales de Montepulciano.

Vistas de Montepulciano

Vistas de Montepulciano (Fuente: PIxabay, https://pixabay.com/es/italia-tuscany-vacaciones-viajes-2273767/ )

Cortona, Arezzo

Si hay un pueblo encantador en la provincia de Arezzo ese es Cortona. Situada entre la exhuberante vegetación mediterránea del sur de La Toscana y muy cerca de la frontera con Umbria. Cortona sorprende al visitante por la belleza de sus calles y su acogedor centro urbano. Su perfecta ubicación permitirá al viajero realizar una ruta bien por otros interesantes pueblos de La Toscana, bien descubrir algunos bellos «borgos» medievales de Umbria.

El origen etrusco de Cortona, el pasado romano y finalmente la época medieval le han dado un aspecto urbano y una tradición cultural única, haciendo de esta localidad una de las más interesantes de nuestro recorrido. Pasear entre edificios que se remontan al siglo XIII como el Palazzo Comunale en la Plaza de la República o el Palazzo Casili en la de Signorelli, es un auténtico retorno al pasado medieval toscano. No te pierdas su esplendida catedral, dedicada a la Virgen María o la iglesia de San Francisco, una auténtica joya del arte toscano recubierta de obras maestras de la pintura. Si quieres pasar unos días inmerso en la cultura y la tradición no dejes pasar la oportunidad de encontrar un alquiler de vacaciones en Cortona.

Centro histórico de Cortona

Centro histórico de Cortona (Fuente: Pixabay, https://pixabay.com/es/cortona-tuscany-italia-3740758/)

Monteriggioni, Siena

Monteriggioni, también en la provincia de Siena es uno de los ejemplos más interesantes de pueblo fortificado en La Toscana. Sus murallas y el castillo en el interior de la localidad conforman una sugestiva vista para el visitante, un lugar en el que el tiempo parece haberse parado. La intención tanto del castillo como de las murallas que encierran a este singular pueblo tenían una función totalmente defensiva, para evitar las incursiones de una potente Florencia que amenazaba en la época otras plazas.

Además de varios edificios de época medieval y renacentista, en Monteriggioni podrás visitar el Museo de las Armaduras Medievales, uno de los más importantes de Italia. En él se reproducen verazmente algunos ejemplos de armas y armaduras de épocas antiguas. Las reducidas dimensiones de este pueblo medieval te permitirán recorrerlo a pie en una jornada, pero si deseas pasar una noche en este encantador borgo puedes echar un vistazo a los alquileres vacacionales en Monteriggioni.

monteriggioni vista desde los campos de lavanda

Monteriggioni vista desde los campos de lavanda (Fuente: Pixabay, https://pixabay.com/es/monteriggioni-tuscany-escalera-400567/)